compartir en:

México.- El expresidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC), Rajendra Kumar Pachauri, afirmó que México podría convertirse en líder de desarrollo sustentable y del combate al cambio climático, si se aparta del uso de combustibles fósiles y no sigue el ejemplo de Estados Unidos.

“México ha estado mucho tiempo bajo la influencia del estilo de vida estadunidense respecto de las acciones que deberían emprenderse. El cambio climático nos da la oportunidad para corregirlo, tenemos que apartarnos de ese tipo ambicioso y voraz (Donald Trump), ejemplo que han seguido algunas sociedades en el mundo”, aseveró.

Señaló que la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM), proyecto que cuenta con una certificación de edificios sostenibles, “es una oportunidad para enviar un mensaje a otros gobiernos sobre los esfuerzos que México realiza para combatir el cambio climático”.

El premio Nobel de la Paz 2007, cuando fue presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, puntualizó una serie de medidas que debe emprender México, como utilizar energías cero emisiones de gas invernadero para que la temperatura no aumente en más de 2.5 grados Celsius, acabar con la deforestación y repoblar áreas forestales.

Además de incentivar a los jóvenes para crear proyectos de tecnología de energía sustentable, establecer mecanismos para el tratamiento de desechos y buscar que la sociedad se involucre más en la evaluación de los impactos de políticas sustentables.

Durante el “Diálogo-Reunión de trabajo con el doctor Rajendra Pachauri: Acciones para combatir el cambio climático”, diputados perredistas subrayaron que el calentamiento global es un problema que debe atenderse porque ha puesto en riesgo a todo el planeta.

El presidente de la Comisión Especial de seguimiento a la construcción del NACIM, Rafael Hernández Soriano, dijo que es necesario que el Congreso haga su tarea para fortalecer la resiliencia y reducir la vulnerabilidad al cambio climático, con miras a contribuir al desarrollo sostenible y lograr una respuesta de adaptación adecuada a sus efectos.

Agregó que el cambio climático es el principal problema ambiental del Siglo XXI, generado, básicamente, por la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) derivados del consumo de hidrocarburos, es decir, de la actividad humana.

En relación a la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París en materia de cambio climático, señaló que “en el Congreso mexicano mantenemos la esperanza de que en el mediano plazo los Estados Unidos regresen al marco del multilateralismo y formen parte de las decisiones que afectan al planeta entero”.

A su vez, el vicecoordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática, Jesús Zambrano Grijalva, consideró primordial tomar acciones urgentes para combatir el cambio climático, como diseñar la transición energética y destinar recursos para implementar políticas públicas en la materia.

Se pronunció por generar leyes mejores y más estrictas en materia ambiental, pero sobre todo, exigir su cumplimiento, reto que debe ir más allá de colores partidistas.

A su vez, el secretario de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Fernando Rubio Quiroz, subrayó la importancia de reducir las emisiones de GEI para evitar el aumento de la temperatura global, lo que generaría, además de problemas ambientales, otros de orden económico y social.

Destacó que su grupo parlamentario tiene una visión sustentable, e hizo énfasis en que se requiere de una reforma para garantizar el desarrollo sostenible.

En tanto , el secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, Salomón Chertorivsky, afirmó que los gobiernos locales son pieza fundamental para cumplir con el Acuerdo de París y reducir el cambio climático en los próximos años.

Indicó que la Ciudad de México representa 22 por ciento del consumo total de energía en el país, y que casi 83 por ciento de gases de efecto invernadero que se generan a nivel local derivan de tres fuentes: transporte, energía de consumo y basura.

Refirió que entre las acciones emprendidas por el Gobierno de la Ciudad de México para combatir al cambio climático, está la construcción de una planta de termovalorización, que aprovechará casi seis mil toneladas de basura generadas diariamente para producir energía que movilizará a la red de Transporte Colectivo Metro, y cubrirá la iluminación de edificios y alumbrado públicos.