compartir en:

Según el informe sobre métodos cosméticos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS, por sus siglas en inglés), México ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en cirugías de implantes mamarios.

La mamoplastia de aumento, como se le conoce, es el tercer procedimiento quirúrgico más efectuado en todo el mundo y el segundo más solicitado en nuestro país.

La razón reside en que el aumento de busto genera armonía en la figura femenina, así como confianza y mejorara la autoestima, explica  la especialista en cirugía plástica Estela Vélez Benítez.

Sin embargo, existen diversos mitos que preocupan y generan dudas en las mujeres. Aquí te decimos algunos:

1. Aquellas que planean convertirse en madres pueden estar seguras que los implantes no afectarán de forma alguna la función de amamantar.

2. El incremento de busto no impide tampoco la realización de exploraciones médicas, como la mamografía, pero se recomienda avisar de esta condición al técnico de rayos X para que tenga las precauciones debidas.

2. Sólo en un pequeño porcentaje de mujeres se presenta la posibilidad de que se tenga que hacer un cambio de implantes, debido a fatiga o desgaste del material.

3. El proceso de recuperación depende del perfil de cada mujer, pero se estima que después de dos semanas se pueden reincorporar a sus actividades diarias y practicar ejercicio luego de seis u ocho semanas.

Con información de Notimex.