compartir en:

El gobierno de México se sumó a las felicitaciones, luego de que el Comité Noruego del Nobel, otorgará el Premio Nobel de La Paz 2017 a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN).

A través de la Secretaría de Relaciones Exteriores se afirmó que la ICAN es una coalición de múltiples y reconocidos activistas de la sociedad civil, con sede en Ginebra, Suiza, que fue un activo promotor de la negociación del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares.

El Tratado se adoptó el pasado 7 de julio en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Este premio pone de relieve que la sociedad civil organizada juega un papel fundamental en la promoción de la paz y la seguridad internacionales, el desarme y la no proliferación, señala además que la ICAN realizó una gran labor para generar conciencia en todo el mundo acerca de las catastróficas consecuencias humanitarias que el uso accidental o intencional de las armas nucleares conllevaría para el medio ambiente, los ecosistemas, el cambio climático, el desarrollo, la salud global y la seguridad alimentaria.

Las tres conferencias internacionales sobre el impacto humanitario de las armas nucleares, que tuvieron lugar en Oslo, Noruega en marzo de 2013, Nayarit, México en febrero de 2014, y Viena, Austria, en diciembre de 2014, demostraron con evidencia científica dichas consecuencias.

El citado tratado, cuyo objetivo incluye prohibir el desarrollo, ensayo, producción, adquisición, posesión y transferencia de armas nucleares, así como su uso y la amenaza de recurrir a su uso, fue abierto a firma el pasado 20 de septiembre en las Naciones Unidas. México, por conducto del canciller Luis Videgaray Caso, fue uno de los primeros países en suscribirlo. Al día de hoy, 53 países han firmado el tratado.

Desde el inicio de la era nuclear, México adoptó de manera unilateral e irreversible la decisión de nunca desarrollar armas nucleares o permitir la instalación de armas nucleares de otro país en el territorio nacional. Cabe recordar que nuestro país fue también el principal promotor del Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, mejor conocido como el Tratado de Tlatelolco, que este año celebra su 50 aniversario.