compartir en:

México, 26 Ago .- México es hoy en día una potencia digital en Latinoamérica y el objetivo es llegar al nivel de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), afirmó el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Sostuvo que la reforma de Telecomunicaciones continuará brindando beneficios a los usuarios al bajar costos en los servicios, más calidad, ampliar la cobertura y fomentar la competencia e inversiones.

Con ello, dijo, en muy poco tiempo México ha transitado a nuevas condiciones en materia de telecomunicaciones, en donde los precios se redujeron en 43 por ciento y se eliminó el cobro de la larga distancia en la telefonía hacia Estados Unidos, Canadá y Centroamérica.

Con las medidas emprendidas en la presente administración en el sector seguiremos bajando costos y ampliando la cobertura para llegar a ser una potencia a nivel mundial entre los países de la OCDE, aseveró.

Destacó que el Producto Interno Bruto (PIB) en el sector registró un crecimiento del 9.2 por ciento, con incrementos de 35 por ciento en materia de inversión extranjera directa, mientras que el número de usuarios en Internet pasó de 41 millones a casi 68 millones y 80 por ciento de los jóvenes mexicanos tienen ya en su bolsillo un teléfono celular inteligente.

Ruiz Esparza dijo que con la liberación de la banda de 700 Megahertz al apagarse la señal analógica para pasar a la señal digital y el reparto de 10 millones de televisores a familias de escasos recursos, “sucedió algo muy importante para el país”, porque ello permite la creación de la Red Compartida.

De este modo, agregó, el 94 por ciento de la población estará conectada vía digital, pues la Red Compartida es una fórmula para que el consorcio que ganó la licitación pueda conectar prácticamente a todo el país con la tecnología más moderna en materia de telecomunicaciones, Internet y telefonía móvil.

Dijo que el consorcio ganador de este proyecto deberá dar servicio a los operadores mexicanos para que no tengan que pagar un alto costo por infraestructura, sino que puedan compartirla a través de una Red.

“El propósito fundamental es ampliar la cobertura y dar mejor calidad de servicio a costos reducidos. La Red Compartida, sin duda, va a ser un factor que permita este costo reducido”, mencionó en un comunicado el funcionario.