compartir en:

Monterrey.- En la tercera ronda de negociaciones para la modernización del tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las propuestas del representante de Comercio de Estados Unidos son ya en algunos casos concretas en la mesa de negociación, afirmó el titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villarreal.

Entrevistado luego de inaugurar los trabajos de la Reunión Anual de Industriales que se celebra en esta ciudad, el funcionario dijo que no hay campo en el que la representación estadounidense no quiera reinventar lo que hoy funciona perfectamente para las dos economías.

Comentó que esta semana, por ejemplo, en el sector agrícola, el equipo de Estados Unidos, puso en la mesa una propuesta que es violatoria de las leyes del comercio internacional, ya que busca realizar un proceso expedito para aplicar investigaciones de dumping y subsidios en productos perecederos.

Además, agregó, hay un parte donde señala que esta medida sea sólo para productos como tomates, espárragos y brócoli; "extrañamente sólo para productos que México exporta a Estados Unidos".

“Les recordé que también hay manzanas, peras, duraznos que vienen de California y que también hay granos y oleaginosas que tienen temporalidad y que si empezamos por ahí, vamos a desmantelar uno de los mejores sectores que hay en cualquier economía regional, que es el agrícola y agroindustrial”, enfatizó.

El titular de la SE añadió que afortunadamente en estos temas los negociadores mexicanos no están solos, puesto que una gran parte de actores privados de Estados Unidos están plenamente de acuerdo con las posiciones de México, incluyendo algunos de relevancia en Senado y la Cámara de Diputados.

Ahora que “empiezan a aflorar temas de riesgo, tenemos que ser claros y objetivos: habrá cosas que tendrán pesos y contrapesos en el sistema político de Washington y habrá elementos que deberemos combatir por nosotros mismos”, adelantó.

Ildefonso Guajardo añadió que el compromiso es que cualquier resultado final de esa negociación tendrá que ser sobre la premisa  de que el "rebalanceamiento" de comercio que tanto pretenden, sólo será posible a través de la expansión, no a través de la contención o reducción.

“Mexico no aceptará ninguna condición que nos ponga atrás de lo que ya hemos venido logrando y construyendo en América del Norte”, enfatizó.

Posteriormente, en entrevista, el funcionario puntualizó que en negociaciones tan rápidas y atípicas como la que se está realizando en torno a la modernización del TLCAN, “se llega rápidamente al hueso, lo que quiere decir que todos los temas avanzables se completan”.

Resaltó que en la tercera ronda se completó el capítulo de pequeñas y medianas empresas, y se está concluyendo el capítulo de competencia y desarrollando los de telecomunicaciones y comercio digital.

Sin embargo, al poner textos únicos se subrayan las diferencias que se observan públicamente como la que dijimos en materia agroindustrial.