México.- Ante el endurecimiento de las políticas migratorias del gobierno de Donald Trump, México se está convirtiendo en un país de destino para migrantes, pues con mayor frecuencia personas que transitan por el país con la meta de llegar a Estados Unidos deciden quedarse en territorio mexicano.

Elizabeth Figueroa, integrante del Servicio Jesuita a Migrantes señaló que la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (Redodem) ha registrado que el principal destino de la migración es Estados Unidos, con 64.68 por ciento; seguido por México, con 13.67 por ciento, según su informe de 2016.

“Detectamos que las personas solicitantes y refugiados están incrementándose”, aseveró en un comunicado de la Universidad Iberoamericana (Uia).

“Para nuestro informe correspondiente a 2017 incorporamos una sección para identificar los perfiles que corresponden a la protección internacional. Será un eje importante que se considerará en el documento que publicaremos este año”, dijo.

En el marco de la presentación del informe 2016 de la Redodem, que se llevó a cabo en esta casa de estudios, comentó que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) no tiene la capacidad de atender todas las solicitudes.

Informó que a partir de los sismos de septiembre del año pasado, las actividades de esta Comisión están suspendidas y las personas están en indefinición.

“Desde el mismo procedimiento es complicado, arbitrario y discrecional, pues resuelve conforme a sus posibilidades e intenciones, según el país de origen. En el próximo informe documentaremos el incremento de migrantes de Venezuela”, especificó la especialista.

Por su parte, Gabriela Hernández, coordinadora del albergue Casa Tochan, manifestó que México no está preparado para recibir a esta gran población de migrantes centroamericanos, quienes no salen por gusto ni por una cuestión económica, sino por una situación de violencia y para salvaguardar sus vidas.

En su intervención, Alejandra Carrillo, consultora para el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiado (ACNUR), explicó que México tiene que pensarse como país de destino y no sólo como país de tránsito.

El reto, expuso, está en documentar que los migrantes se están quedando y eso implica una serie de respuestas por parte de todos los actores: gobierno, organismos internacionales y sociedad civil.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...