compartir en:

Washington.- México confía en que este año habrá una legislación que brinde certeza jurídica a los beneficiarios del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) en Estados Unidos y evite su eventual deportación, destacó hoy el embajador mexicano Gerónimo Gutiérrez.

Sin embargo, el diplomático llamó a mantener la cautela sobre las expectativas dadas las divisiones que el tema genera.

Consideró que el hecho de que existan discusiones entre el presidente estadunidense Donald Trump y los líderes en el Congreso constituyen ya un avance positivo en este sentido.

"Creo que si es posible que haya legislación en la materia en lo que resta del año. Me parece que no hay que echar campanas al vuelo a raíz de los desarrollos más recientes, pero sí son un avance positivo", apuntó el embajador mexicano en Washington.

En entrevista tras su participación en un foro organizado por la Coalición Latina, Gutiérrez adelantó altibajos en ese debate, “incluso posiciones disímbolas, encontradas, a veces aparentemente contradictorias, porque reflejan la enorme tensión política que existe en Estados Unidos en torno a ese tema”.

Gutiérrez dio a conocer que el tema sobre el futuro de los "‘soñadores” fue abordado el miércoles por el canciller mexicano Luis Videgaray durante el encuentro privado que sostuvo con la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“El hecho de que estén teniendo lugar estas conversaciones es positivo (...) sería correcto ser cauto, porque aún falta mucho trabajo para que se pueda llegar a una legislación de consenso, como lo han demostrado algunas de las expresiones públicas”, manifestó.

Resaltó los diversos indicadores que señalan que una mayoría de los estadunidenses se muestra a favor de encontrar soluciones que sean prácticas y justas en materia migratoria.

El diplomático dijo que el gobierno de México trabaja con el Congreso estadunidense con “las herramientas políticas y diplomáticas que tenemos a efecto de promover una solución que dé certeza jurídica a los beneficiarios del programa DACA”.

Sobre el eventual componente de seguridad fronteriza que pudiera acompañar una legislación sobre los beneficiarios de DACA, Gutiérrez dijo que aunque México favorece que exista seguridad en la frontera común, “eso no implica en forma alguna validar ni mucho menos pagar por un muro”.

“Cualquier disposición que exista en materia de seguridad fronteriza y que pase por la cooperación, nacerá, tendrá que pasar por el filtro de los principios de responsabilidad compartida, de respeto a la soberanía nacional, y eso está por verse”, enfatizó.