compartir en:

El presidente Juan Manuel Santos anunció el martes que el líder del Clan del Golfo, la principal red de narcotráfico de Colombia, estaría dispuesto a someterse a la justicia.

El pasado 3 de septiembre recibimos del jefe del Clan del Golfo una manifestación expresa de la voluntad de acogerse, de someterse a la justicia”, dijo Santos durante la posesión de varios jueces en la casa presidencial.

El mandatario señaló que de inmediato pidió al ministro de Justicia y al Fiscal General que evaluaran la solicitud de Dairo Antonio Usugaalias Otoniel.

En un video distribuido en sus redes sociales poco después del anuncio del mandatario, Otoniel, vestido con uniforme de campaña, aseguró hablar como "comandante general" de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), como se autodenominan, y dijo que tienen "voluntad firme" de que "en Colombia se consolide la paz total".

Las AGC nacieron tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006 y se convirtieron en la banda criminal más buscada del país que mantiene la actitud política apenas como fachada para sus actividades narcotraficantes.

La semana pasada, el segundo de esa red de narcotraficantes, Roberto Vargas alias Gavilán, murió en un enfrentamiento con las autoridades. Santos envió entonces un mensaje contundente a Usuga, por quien Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares. “Sométase a la justicia, ya que sino la alternativa es que todos irán cayendo, uno tras uno”, dijo el mandatario.

El presidente sostuvo que los integrantes del cartel “están sintiendo desde hace ya algunos meses” la presión de las acciones de las fuerzas de seguridad y “vienen enviando mensajes de que quieren someterse a la justicia”.

Santos indicó que “si se someten a la justicia la ley prevé que podrían tener algunos beneficios dependiendo de las condiciones a las que se sometan y qué es lo que entregan”.

Desde hace más de dos años, según Santos, han sido capturados mil 500 miembros de la red a quienes se les han decomisado 100 toneladas de cocaína.

Por su parte el vicepresidente y exdirector de la policía nacional, el general en retiro Óscar Naranjo, indicó a medios locales que el contacto con Usuga se inició hace meses y se concretó el pasado domingo.

Él mandó un documento. Seguramente ese documento lo revelará la propia organización y lo hará público en los próximos días o horas”, declaró.

Naranjo agregó que habría que precisar en detalle “cuál realmente es el contenido de esa manifestación en términos de número de personas, de armas”.

Horas después, el fiscal general Néstor Martínez señaló que el sometimiento colectivo de organizaciones criminales no está previsto en la legislación colombiana.

En todo caso, desde la perspectiva de la Fiscalía, el sometimiento debe condicionarse cuando menos al cese absoluto de las actividades delictivas, a la entrega del patrimonio ilícito de la organización y claro está, de los cultivos y rutas del narcotráfico”, comentó.