compartir en:

Las fuertes precipitaciones pluviales, registradas en las últimas horas en Acapulco, provocaron el desbordamiento del río La Sabana ll, ubicado a la altura de la autopista viaducto Diamante.

Elementos de Protección Civil, Ejército y Policía Estatal vigilan la zona e impiden a los automovilistas el paso que fue cerrado a la circulación.

El viaducto Diamante-Metlapil conecta con la Autopista del Sol a la altura de la caseta de la Venta, por lo que el tránsito fue desviado a rutas alternas.

El gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, informó durante la sesión de protección civil que en la unidad habitacional La Laguna más de 200 personas están atrapadas, en medio de las inundaciones, al aumentar el nivel del agua en sus viviendas.