Cuernavaca.- Todo esfuerzo tiene una recompensa, y Luis Raúl Alvarado Morales está muy consciente de eso.

Prometió regresar de la Olimpiada Nacional 2017 con medalla, y lo cumplió. Es uno de los morelenses que obtuvo plata.

“Hicimos un esfuerzo enorme todo el año, y aquí están los resultados. Siento mucho orgullo de poder representar a Morelos en esta competencia nacional, y por todo lo que he hecho”, dice Luis, quien acaba de cumplir 16 años.

El boxeador morelense, cuyo peso y categoría es la de los 54 kilos Infantil Mayor, peleó contra representantes de Nuevo León y Chihuahua, pero perdió en la batalla por el oro ante Baja California, por decisión dividida.

Luis Raúl cumple su cuarta Olimpiada Nacional, en las cuales ha ganado un bronce y dos platas.

“Hace falta la de oro, no se nos ha dado, pero he trabajado fuerte para obtener estas medallas, y eso me deja satisfecho”, insiste el originario del municipio de Emiliano Zapata.

Alvarado Morales se ha metido tanto en la mente dedicarse al boxeador, que pronto espera debutar en el profesional.

“Quiero hacer carrera profesional, y sueño con ser campeón mundial.

“Estamos viendo y platicando con mi papá, ya sea que vaya a otra Oimpiada o me mueva al profesional en diferentes gimnasios, para debutar a los 17 o 18 años”, añade el admirador del ex campeón mexicano Juan Manuel Márquez.

Luis Raúl llegó al deporte de los puños porque siempre fui muy inquieto. Desde los tres años, sus padres lo inscribieron en taekwondo, pero un poco más grande le llamó la atención el boxeo.

“Me gusta mucho desde muy chico. Entré al taekwondo a los 3 años, y me gustó el deporte de contacto. Después iba al taekwon do (es cinta negra) y después me iba al boxeo”, recuerda Alvarado, quien un buen día decidió dedicarle tiempo completo al pugilismo.

El obtener medalla le permite a Luis Raúl tener una beca por el Instituto del Deporte, la cual le ayuda en sus gastos necesarios para seguir entrenando. Sus papás, José Luis y Yesenia, están totalmente orgullosos de él y esperan verlo triunfar como deportista o como un importante
profesionista.

Por: Santiago Beltrán
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...