Luis Miguel, quien fue arrestado en Los Ángeles por haberse negado a comparecer ante los tribunales por la demanda de incumplimiento de su ex mánager, William Brockhaus, y liberado horas después tras el pago de una fianza, se ha distinguido los últimos dos años, especialmente, por una serie de escándalos que han comprometido su carrera artística.

El cantante, único ganador mexicano de la Gaviota de Platino del Festival Viña del Mar, en 2012; así como de cinco premios Grammy y cuatro Grammy Latino, ha logrado múltiples éxitos y reconocimientos a lo largo de 35 años de trayectoria, que celebró a inicios de 2017 con un video que recopilaba los momentos más emblemáticos de su vida.

Durante este tiempo logró captar a miles de seguidores en México y el mundo, muchos de ellos ahora descontentos por el comportamiento de “El Sol” por sus múltiples cancelaciones de conciertos y problemas legales en los que se ha visto envuelto.

Cabe recordar, que en noviembre de 2015, Luis Miguel abandonó el escenario del Auditorio Nacional, en el primero de dos conciertos que ofrecería en el recinto, a los pocos minutos de haber salido a cantar.

En aquella ocasión, la oficina del cantante lo disculpó argumentando que por prescripción médica debía guardar reposo absoluto por un cuadro de rinofaringitis aguda. Al día siguiente todo indicaba que cumpliría con la segunda fecha programada, pero minutos después abandonó nuevamente el lugar.

Sin embargo, días después siguió con sus presentaciones en Argentina, Chile y Colombia, como parte de su gira “Deja Vu Tour”.

En diciembre avisó que reprogramaría su gira por Estados Unidos, pues supuestamente se presentaron nuevamente los síntomas.

No era la primera vez que defraudaba a cientos de sus seguidores, en febrero de 2015, hizo esperar por cerca de dos horas a ocho mil personas que se dieron cita para un concierto en Mérida, Yucatán.

Aquellos incidentes parecían no afectar los planes de Luis Miguel, quien a finales del año pasado anunció que detallaba su serie biográfica de la mano del productor Mark Bunett, presidente de televisión y contenido digital del Metro Goldwyn Mayer.

En abril de este año también se dejó ver un una foto en Instagram en la que apareció con un nuevo look y a pesar de estar en medio de diferentes conflictos legales, el mexicano se dejaba fotografiar por sus fans en diferentes sitios de Estados Unidos.

El cantante mexicano Alejandro Fernández también confirmó una demanda contra “El Sol” por incumplimiento de acuerdos preliminares para llevar a cabo una gira conjunta. Los representantes de “El Potrillo” informaron que desde 2015 se realizaban negociaciones para hacer el “tour” entre abril y noviembre de 2016.

Tras no concretarse la gira, Alejandro Fernández exigió la reparación del daño a Luis Miguel, aunque éste último no respondió satisfactoriamente.

En abril pasado se dio a conocer una nueva demanda presentada por su ex mánager William Brockhaus, dueño de la compañía Liquid Capital West Texas, quien exigía el pago de un millón de dólares por adeudos y gastos tradicionales, por lo que el artista debía comparecer en una audiencia el pasado mes de abril en una corte de Los Ángeles.

Fue en la corte central de distrito de California, Brockhaus, que Brockhayus se quejó de que Luis Miguel desde hace varias semanas se ha negado a recibir las notificaciones de la demanda, por lo que se aseguró de que llegaran los avisos en sus domicilios en Beverly Hills, Las Vegas y México.

Este martes, Luis Miguel fue arrestado en Los Ángeles y liberado al poco tiempo después de pagar una fianza de un millón de dólares. El cantante deberá presentarse nuevamente ante la justicia el 11 de mayo.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...