Cuernavaca, Morelos.- El director del Instituto Morelense de las Personas Adolescentes y Jóvenes (Impajoven), Pablo André Gordillo Oliveros, informó que han logrado insertar a la sociedad a poco más de  60 jóvenes, que en algún momento cometieron un delito y fueron internados en el Centro de Ejecución de Medidas Privativas de la Libertad (Cempla).
Informó que algunos de ellos lograron retomar sus estudios e ingresaron a la universidad, otros formaron una familia, además fueron canalizados al Servicio Nacional del Empleo (SNE) para comenzar a laborar.
El director del Impajoven explicó que a través del proyecto de la Casa de Medio Camino, que inició desde el 2014 y se consolidó en el 2015 con el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred), comenzaron con la atención a la juventud, sin embargo tras terminarse los recursos del programa continuaron con el apoyo desde el gobierno estatal.
Logrando buenos resultados pues hasta la fecha han disminuido en un 68 por ciento la reincidencia,  actualmente en el Cempla solo tienen a 65 jóvenes internos.
“Luego de que el Cempla estaba saturado, actualmente solo tenemos a 65 chavos internos, lo cual habla del éxito del proyecto, aunque se terminaron los recursos del Pronapred, nosotros nos hemos vinculado con este proyecto a los jóvenes para que tengan atención psicológica y de otro tipo, además fueron canalizados al Servicio Nacional del Empleo” afirmó.
El funcionario estatal comentó que desde el Impajoven se coordinan con el  Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUUJA), para conocer la problemática de cada joven, y canalizarlos a la atención correspondiente.

"Luego de que el Cempla estaba saturado, actualmente solo tenemos a 65 chavos internos, lo cual habla del éxito del proyecto, aunque se terminaron los recursos.” Pablo Gordillo, director del Impajoven

Por: José Azcárate
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...