compartir en:

París.- El defensa de la selección francesa de futbol, Bacary Sagna, expresó que sienten presión extra por ser los anfitriones de la Eurocopa 2016, por lo que sería un fracaso si no avanzan a semifinales.
“No creo que haya una tensión particular, somos el país organizador y eso quizá nos ponga una presión extra; nos lleva tiempo meternos en el partido, creo que sí sería un fracaso para Francia no avanzar a semifinales”, dijo.
Por ello, pidió a sus compañeros entrar concentrados al partido de cuartos de final contra el equipo sensación del torneo, Islandia.
“Ya van varios partidos que hacemos la diferencia en los últimos minutos, y un día seremos castigados, hay que activarse desde el calentamiento y no esperar al descanso, estar concentrados desde el comienzo o podemos pagarlo caro ante un rival más compacto”, expuso.
Al respecto, advirtió sobre la calidad que ha mostrado el equipo islandés al que, dijo, no deben subestimar ni considerarlo un cuadro pequeño.
“Es un poco el Leicester de la Eurocopa que ha merecido estar aquí, en la Euro. En las eliminatorias mostró que podía derrotar a cualquiera de los equipos grandes, como Holanda y República Checa, por lo que nosotros debemos estar atentos”, enfatizó.