compartir en:

El cadáver del chofer Pedro Fernández de Jesús, de 28 años, fue encontrado devorado por los animales y con cuatro balazos en el pecho, luego de que presuntamente fuera asesinado y abandonado en los campos de la colonia Azteca, de Temixco, por lo que peritos en criminalística del Semefo realizaron una inspección ocular en donde hallaron cuatro casquillos calibre .9 milímetros, los cuales fueron embalados para su estudio y posteriormente ordenaron el levantamiento del cadáver.