compartir en:

Monterrey.- Las lluvias recientes que generaron inundaciones en diversas zonas de Nuevo León, dejaron afectación en el patrimonio de unas mil familias, principalmente habitantes de los municipios de Juárez, Anáhuac, Cadereyta, Hidalgo y Pesquería, informaron autoridades estatales.

El director general de Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Nuevo León, Erik Caballero de León, señaló que derivado de esta situación, el gobierno estatal procede a la entrega de colchonetas, catres, alimentos y albergue.

Indicó que, en coordinación con los municipios y el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social estatal, se han recorrido las colonias más afectadas para evaluar los daños y entregar ayuda emergente.

Explicó que en una primera etapa se está apoyando a las familias con espacios dónde dormir y comer, así como catres, colchones y colchonetas, para posteriormente buscar la manera de ayudarlos con la pérdida de aparatos.

“Para el DIF lo principal es la emergencia, en sacar adelante la emergencia, ya las cosas electrodomésticas las veremos en una segunda etapa, nosotros primero que las familias estén protegidas, que tengan un albergue, que tengan dónde comer, dónde dormir y eso es lo que estamos haciendo con los municipios”, mencionó.

En tanto, agregó, los municipios de Juárez, Anáhuac, Cadereyta, Hidalgo y Pesquería proceden a un censo, para determinar la cantidad exacta de afectados y la evaluación de los daños.

“El agua en algunas ocasiones les llegó hasta metro y medio (de altura en el interior de las viviendas), perdieron refrigeradores, estufas, colchones”, mencionó el director del DIF estatal.

“El censo lo está haciendo cada municipio, el censo exacto de las familias… (los municipios) nos pasan las necesidades, lo están haciendo casa por casa, nosotros estamos haciendo equipo con ellos para ver qué podemos ayudar”, concluyó.