compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- A través del Centro de Atención Especializada para Adolescentes (Caisa) la Secretaría de Salud trabaja con menores de edad para prevenir el embarazo adolescente.
“Ahí, en esa unidad de salud, existen actividades intramuros y extramuros, en estas últimas se realizan recorridos por escuelas en donde llevan información sobre diversos temas, además buscan detectar jóvenes que necesiten algún servicio de los que ahí se brindan”, dijo Patricia Mora González, titular de la Secretaría de Salud.
Explicó que cuando un menor de edad (10 a 19 años) llega al Caisa se le abre un expediente y se le da atención médica, psicológica, dental y de nutrición, así que “tras realizar un diagnóstico se determina el tipo de servicios que se le ofrecerá”.
Señaló que uno de los principales temas que se abordan con los jóvenes y adolescentes es el tema de su salud sexual y reproductiva, para prevenir embarazos e infecciones de transmisión sexual, como el VIH/Sida.
“Uno de los objetivos del Caisa es que los jóvenes tengan la información suficiente para que cuando decidan iniciar su vida sexual lo hagan consciente y responsablemente, además de contar con los datos correctos”, comentó la funcionaria.
Detalló que el personal del Caisa, gente joven y amable, les ofrece información amplia sobre los métodos anticonceptivos que existen y cuáles son los más recomendables en cada caso, además se les deja en claro que el embarazo adolescente no es sólo responsabilidad de las mujeres sino de la pareja.
Actualmente, se atienden a menores de edad que presentan un embarazo con  atención psicológica, y en caso de requerir algún especialista, de ahí son referidas.
Mora González dijo que “es importante que los menores de edad sepan que no serán juzgados, ni regañados, simplemente se busca darles orientación e información”.

Morelos. El porcentaje de embarazos tempranos aumentó y está ligeramente arriba del nacional.

Para que te acerques
Este Centro de Atención se ubica en calle Independencia No. 13 en la colonia Centro de Cuernavaca.

Por:  Marcela García /  [email protected]