Tras el fallecimiento de una persona, un corazón fue donado para ser trasplantado y esta tarde salió de una de las salas de cirugía del hospital “Dr. José G. Parres”, ubicado en la calle Gustavo Gómez Azcarate. 

Fue pasadas las tres de la tarde cuando salió con rumbo a Monterrey; el recorrido para el traslado del órgano vital fue del hospital al estacionamiento del Sams Club, para de allí llevarlo en helicóptero al aeropuerto Mariano Matamoros y finalmente el médico cirujano encargado del trasplante, Héctor David Contreras Garza, tomó un avión con destino final a Monterrey

En estas acciones médicas y de logística participaron cinco instituciones y dependencias, el Centro Nacional de Trasplantes, CENATRA, la fundación Ángel Flight México, Centro Regulador de Urgencias médicas, CRUM, IMSS y el Gobierno del Estado de Morelos. 

El traslado se realizó sin costo y mucho tuvo que ver la aportación de la “Fundación Ángel Flight México”, pues esta organización tiene el programa en el país, no gubernamental y sin fines de lucro, que provee de ambulancias aéreas para la reducción de desigualdad en México.

En la cirugía para realizar la donación y extracción del corazón, participaron los siguientes médicos cirujanos, Héctor David Contreras Garza, Araceli Jacobo Baca, Roberto Vázquez Gonzales Carlos Medellín Benavides y el enfermero, Armando Bazaldua Villa, este equipo médico provino, de la unidad de alta especialidad del Hospital de Cardiología No. 34, de Monterrey y llegaron directamente al hospital “Dr. José G. Parres” con la finalidad recibir la donación y después esperan realizar el trasplante exitoso del corazón.