compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Ciudadanos de Cuernavaca recurrieron a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) para interponer una queja en contra del edil capitalino, Cuauhtémoc Blanco Bravo, y del cabildo, por las agresiones que dijeron han sido víctimas cuando llevan a cabo sus protestas en contra del aumento en los servicios públicos municipales.
Con una manifestación que partió del parque Acapantzingo, el grupo de ciudadanos en su mayoría integrado por personas de la tercera edad caminó hasta la sede de la CDHEM, en donde iban lanzando consignas contra el edil, a quien lo acusaron de querer arreglar todo a golpes.
“Venimos a interponer formal queja contra el alcalde de Cuernavaca y de los regidores porque han sido vulnerados nuestros derechos humanos de manera reiterativa, desde que iniciamos nuestras protestas una y otra vez hemos sido agredidos, primero por los soldados, luego por la policía y por el mismo ayuntamiento”, acusó Susana Díaz Pineda, representante de la asociación civil que se manifestó ayer.
Lamentaron que Blanco Bravo y el resto de los funcionarios municipales estén cerrados al diálogo, por lo que también esperan que la Comisión de Derechos se pronuncie respecto a los aumentos en los servicios públicos.
Una vez que llegaron a las instalaciones del organismo descentralizado fueron recibidos por el secretario ejecutivo, Rogelio Sánchez Pérez y posteriormente hablaron con el recién electo presidente de la CDHEM, Jorge Arturo Olivares Brito.
Como se recordará el pasado miércoles 30 de marzo, la milicia fue utilizada por el edil y sus principales colaboradores, para evitar que se le acercaran, incluso, ese día se llegaron a dar algunos empujones de los soldados hacia algunos manifestantes para impedirles la entrada al edificio municipal y después tratando de que la camioneta del alcalde pudiera salir del lugar.

Por: Omar Romero
[email protected]