Huitzilac, Morelos.- En las largas noches de enero el frío es una incógnita para los habitantes de este municipio, pues las temperaturas descienden de forma brusca y llegan casi hasta los 2 grados, aunque los pobladores ya se encuentran acostumbrados.

Huitzilac se eleva a unos 2 mil 500 metros sobre el nivel del mar y esto hace que esa área  alta y montañosa se convierta en una “congeladora”, pues el frío se deja sentir a todas horas pero sobre todo cuando empieza a caer la tarde y se pone el sol y se agrava aún más en la madrugada, por tal motivo la gente se abriga  hasta con cuatro cobijas y a veces aun así sienten demasiado frío,  comenta un vecino

Don Flavio Cruz García, quien ha vivido toda su vida aquí, nos comentó lo siguiente; “Esperamos temperaturas más frías pues esto apenas está comenzando y les digo a mis vecinos que cuiden a sus hijos abrigándolos bien y a los adultos mayores también que tomen medidas para mitigar el frío que se viene, también que tomen muchos líquidos calientes por la mañana para evitar enfermedades  y en cuanto a la comida sopas calientes y consomés así como una buena porción de carne”, asegura.

Las autoridades de ese municipio también han tomado medidas: si hace demasiado frio y cae alguna tormenta acompañada con hielo en forma de granizos, se suspenderán las clases en las primarias para evitar enfermedades respiratorias en los pequeños y dar tiempo de reacción a Protección Civil si es que se registra alguna catástrofe como en años anteriores, donde se vivió este conflicto y dejó esta enseñanza en ellos.

Por: Luis Flores
[email protected]