El Papa Francisco llegó hoy a Chile a las 19:14 horas locales (22:14 GMT) para realizar una visita apostólica, que contempla una audiencia con la presidenta Michelle Bachelet y tres misas multitudinarias, entre otras actividades.

El pontífice, que arribó al Aeropuerto Internacional de Santiago con su comitiva en un avión Boeing 777 de la empresa italiana Alitalia, fue recibido en la terminal aérea por la presidenta Bachelet, quien lo saludó apenas bajó de la aeronave junto a cuatro niños que le entregaron un ramo de flores.

Una guardia de honor de la Fuerza Aérea de Chile (Fach) rindió honores al Papa Francisco mientras caminaba por la alfombra roja.

El pontífice saludó a las autoridades chilenas y religiosos presentes en el lugar mientras soplaba un fuerte viento, por lo que un sacerdote ayudó a sujetar la parte superior del atuendo blanco de Francisco.

Bachelet y el Papa dialogaron mientras tocaba una orquesta juvenil, y luego caminaron al vehículo cerrado de color azul que conducirá al pontífice a una iglesia de la capitalina comuna de Pudahuel, donde visitará por algunos minutos la tumba del sacerdote Enrique Alvear, conocido como “el obispo de los pobres”.

Luego continuará en el vehículo cerrado hasta la esquina de las calles San Pablo con Avenida Brasil, donde abordará el papamóvil que recorrerá varias calles del centro de Santiago en su camino rumbo a la Nunciatura Apostólica, donde pernoctará todas las noches.

El martes, el Papa se reunirá con autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático en el presidencial Palacio de La Moneda, lugar donde también realizará una visita de cortesía a la mandataria chilena.

Luego oficiará una misa multitudinaria en el Parque O’Higgins de esta capital, y después visitará el Centro Penitenciario Femenino, ubicado en la comuna de San Joaquín, en la zona sur de Santiago.

Más tarde se trasladará a la Catedral Metropolitana para reunirse con sacerdotes, religiosos, religiosas, consagrados y seminaristas, y luego sostendrá un encuentro con los obispos chilenos en la sacristía del principal templo chileno.

Al finalizar la tarde, el Papa visitará el Santuario de San Alberto Hurtado, en la zona centro-poniente, donde se reunirá por separado con personas de la tercera edad que ocupan los servicios del Hogar de Cristo y con sacerdotes de la Compañía de Jesús.

El miércoles, el Papa viajará a Temuco, capital de la región de La Araucanía, distante 680 kilómetros al sur de Santiago, donde oficiará una misa multitudinaria en el Aeropuerto Maquehue.

Tras la eucaristía, el Papa almorzará con “algunos habitantes de La Araucanía” y luego regresará a Santiago, en un vuelo de unos 90 minutos, para encontrarse con jóvenes en el Santuario Nacional de Maipú, en la zona poniente de la capital.

La última actividad del día será una visita a la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde pronunciará un discurso.

El jueves, último día de la visita, Francisco viajará por la mañana a Iquique, mil 760 kilómetros al norte de Santiago, para oficiar una misa multitudinaria en la Playa Lobito, después almorzará en una casa de retiro de los Padres Oblatos, y luego partirá rumbo a Lima, donde finalizará su gira sudamericana.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...