compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Previo al inicio de clases especialistas pidieron a padres de familias revisar los menús para el luch de los menores de edad para evitar la comida chatarra.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) el sobrepeso y obesidad y sus complicaciones es uno de los principales retos que enfrenta el país debido a que estas enfermedades están generando graves problemas de salud pública.
Siete de cada 10 adultos presentan sobrepeso u obesidad, mientras que en el caso de los menores, uno de cuatro menores, y uno de cada tres adolescentes tienen este problema por ello es importante que desde los primeros años de vida se revise su alimentación.
Según los especialistas el sobrepeso y la obesidad pueden afectar sus vidas con enfermedades que antes eran exclusivas de los adultos, como la diabetes, hipertensión, aumento de triglicéridos y colesterol.
Investigadores en nutrición del INSP lanzaron un llamado a padres de familia para que en el ciclo escolar que está por iniciar revisen los alimentos que consumirán los menores, así como revisar lo que se vende al interior y exterior de las escuelas.
La recomendación de los especialistas es enviar menús saludables y sencillos, en los que se incluyan todos los grupos de alimentos, frutas, verduras, proteínas, lácteos, carbohidratos asegurando que no tienen que ser guisados muy elaborados, sino una ensalada, un emparedado, por ejemplo.
Además, es importante evitar los refrescos y bebidas azucaradas los cuales deberán sustituirse por agua natural o de sabor con poca azúcar.
Detallaron que las porciones varían de acuerdo a la edad de los menores y lo que ayudará en gran medida es la diversidad para evitar que se aburran de ciertos alimentos.

Por: Marcela García /  [email protected]