compartir en:

Cuernavaca.- Un 2016 de aprendizaje y experiencia es el que vivió la morelense Lizbeth Castrejón López, ya que este año cumplió todas sus metas deportivas, además de ya tener trazadas las que cumplirá el próximo año.

Con su participación en el Gran Prix de Alemania y los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, la lanzadora de bala buscará, a toda costa, su calificación para el Mundial del siguiente año, que se realizará en Londres.

“El Mundial es mi meta deportiva, espero se cumpla; es un proceso largo para elegirnos.

“Este año, en el Nacional, mejoré mi marca personal. Para el 2017 gané mi lugar al Abierto Internacional, que es selectivo para al Campeonato Mundial en Londres”, dijo en entrevista.

Este año, Liz Castrejón logró competir a nivel internacional, lo que le dejó gran enseñanza.

“Este año fue motivador, emocionante, de experiencia y de coraje; todo un aprendizaje.

“Otra cosa fue conocer distintas perspectivas del deporte que yo practico. Soy la primera atleta en calificar en lanzamiento de bala, banco F33, a nivel parálisis cerebral, eso me hace sentir muy orgullosa y contenta”, mencionó. 

Sobre su participación en los Juegos Paralímpicos de Río, la morelense recordó cada momento que pasó en tierras amazónicas, aunque reconoció que la emoción la invadió durante su prueba, en la que finalizó con un destacado séptimo sitio.

“Entrar al estadio fue de: ya estoy aquí, se cumplió mi sueño. Fue paciencia, estrategia y deseo de representar a México. 

“Al momento (de la competencia) me emocioné tanto que no pensé en el lanzamiento, pero saqué la casta por México  y por eso mi 2016 fue de aprendizaje, hay que saber manejar un lanzamiento”, recalcó.

Por: Diego García Cruz
[email protected]