compartir en:

El próximo 21 de agosto la Red Mexicana de Radiotelescopios en la UNAM, cuyo número de equipos ha crecido a 11 en planteles de bachillerato, observará el eclipse solar e intercambiará datos con diversas instituciones.

El objetivo de este proyecto es acercar a los universitarios a la ciencia, y se han sumado a éste instalaciones en el Estado de México, Hidalgo y Oaxaca

Desde las instalaciones, los alumnos pueden estudiar la actividad del Sol y observar a Júpiter. Sus datos, que obtienen mediante gráficos, que intercambian con científicos de la propia Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), e incluso con un proyecto educativo de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

El proyecto fue creado en 2004 por Alfonso Castillo Ábrego, entonces profesor de Física en la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) plantel 5 José Vasconcelos, y Arturo García Cole, docente del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Sur.

Desde entonces ha crecido y se ha mantenido como un sólido programa de introducción a la radioastronomía, área que estudia objetos celestes y fenómenos astrofísicos mediante ondas de radio, aprovechando las ondas electromagnéticas que los astros emiten, informó la máxima casa de estudios en un comunicado.

La Red comenzó con radiotelescopios en seis instancias, cinco de ellas de la UNAM, y una externa de la Universidad Iberoamericana. 

Las entidades académicas de la UNAM que forman la Red son: los planteles de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) 1, Gabino Barreda; 2, Erasmo Castellanos Quinto; 3, Justo Sierra; 4, Vidal Castañeda y Nájera; 5, José Vasconcelos; 7, Ezequiel A. Chávez; y 9, Pedro de Alba. Además, los planteles del CCH Sur, Vallejo, Naucalpan y Azcapotzalco.

También participan Universum, Museo de las Ciencias, y los institutos de Geofísica (IGf), y de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA).

“El objetivo es atraer a los jóvenes a las ciencias y a las ingenierías”, sostuvo Alfonso Castillo Ábrego, coordinador del proyecto, quien añadió que las prepas 6, Antonio Caso; y 8, Miguel E. Schulz, están próximas a incorporarse.

Los estudiantes y profesores de la Red comparten, de forma cotidiana, datos con el Proyecto Radio JOVE de la NASA, programa educativo de la agencia espacial estadounidense.

Este programa, basado en la investigación, permite aprender sobre radioastronomía y construir un radiotelescopio propio a partir de materiales y herramientas económicas, y/o usando telescopios de radio remotos a través de Internet.

Desde su fundación en 1988, Radio JOVE suma más de mil 100 equipos de estudiantes y personas interesadas en este proyecto sin fines de lucro. Además de profesores de cada Prepa y CCH, también colaboran investigadores como Stan Kurtz (IRyA), Alejandro Lara (IGf) y Laura Parrao (IA).

De acuerdo con Parrao, hay un protocolo de cómo los alumnos tienen que trabajar, “deben tener un equipo de cinco profesores interdisciplinarios, no necesariamente de física. Se les apoya con equipo, adquieren el receptor y los materiales, luego se les enseña a hacer la instalación, donde ellos practican”.

Asimismo, la Red prepara para septiembre su primer Coloquio de Experiencias Radioastronómicas.