El proyecto Salvemos Amanalco empezó por limpiar lo que queda de área verde a ambos lados de la calle Gutenberg, donde aún hay un pulmón del centro de Cuernavaca.
Foto: Valeria Ortega / DDM