compartir en:

Además de las observaciones hechas por la Auditoría Superior de la Federación a las cuentas públicas de la UAEM en 2013 y 2014, un nuevo escándalo rodea a la máxima casa de estuduos, y a su rector Alejandro Vera Jiménez, pues uno de sus proveedores fue detenido en 2006 por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita,  también conocido como “lavado de dinero”. 
Se trata de Rodolfo David Dávila Córdova,  dueño y/o representante legal de las empresas Cónclave y Prodasa, ambas SA de CV, las que obtuvieron en 2013 los contratos por parte de la UAEM para la prestación de bienes y servicios para la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) por un monto de 697 millones de pesos, para la compra de materiales para la Cruzada contra el Hambre.
Dicha persona, a la que se le conoce como “El Cónsul”, fue detenida el 25 de octubre del año 2006 en la colonia Del Valle, de la Ciudad de México, y luego sentenciado a 5 años de prisión,  la cual habría cumplido a finales de 2011.
De acuerdo con referencias de Rodolfo David Dávila,  se sabe que fue directivo del Banco de México al que renunció para establecerse como propietario de casas de cambio en México y la Unión Americana para el trasiego de las remesas de migrantes, desde donde se presume hacia las operaciones de lavado de dinero.
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer en el informe de la revisión a los recursos de la Sedesol del año de 2013, que la UAEM no cumplió con la prestación de bienes y servicios a que se comprometió,  y para la que habría contratado a las empresas de “El Cónsul”, sin que se tengan registros de la existencia de los bienes o de los servicios por los casi 700 millones de pesos que desvío la Universidad.

 

Negro historial

Rodolfo Dávila Córdova fue señalado de operar con el Cártel de Juárez durante la década pasada.