compartir en:

México.- La Liga MX pretende erradicar el ‘grito homofóbico’ que le ha acarreado sanciones a la selección mexicana.

A partir del Apertura 2017, el árbitro central tendrá la facultad de suspender el juego si se presenta este grito durante el juego.

Tanto en este circuito como en el Ascenso se aplicará el Artículo 63 del Reglamento de Competencia, en donde, en caso de presentarse, se pueden suspender los partidos por incidentes racistas y discriminatorios.

La medida se encuentra en el Reglamento de Competencia desde la Temporada 2014-2015 por instrucción de la FIFA.

“Fue en 2014 cuando se implementó el protocolo de actuación contra el racismo y discriminación en todas las Asociaciones Miembro, debiéndolo incluir en todos los reglamentos”, dice la Liga en un comunicado.

Mientras que, en específico, con el grito “¡ehhh pu...!”, se agrega en el documento, para activar el protocolo antes mencionado se debe determinar si se considera discriminatorio o no, de considerarlo así, el árbitro, apoyado por el Comisario, cuenta con la facultad de aplicar lo dispuesto por el reglamento.