compartir en:

A 55 años de prisión y el pago de un millón 220 mil pesos como reparación de daño, fue sentenciado Francisco Alejandro, por el delito de feminicidio, luego de que el 12 de diciembre del 2015, amagara a su esposa con una alcayata, para posteriormente privarla de la vida ahorcándola con una agujeta, tras discutir cuando se encontraban en su domicilio, ubicado en la colonia Eusebio Jáuregui, de Cuautla.