Por sacar a su feroz perro pitbullpara evitar que un funcionario tomara lectora del consumo de agua, una mujer fue multada con 500 pesos.

Dicha cantidad le vino como recargo en su recibo de agua.

Este peculiar suceso ocurrió en el municipio de Cuauhtémoc en Chihuahua.

Por la sanción, la usuaria se vio obligada a acudir a las oficinas de la Junta Municipal de Aguas, donde se le retiró la multa, pero recibió una llamada de atención y se le pidió que no lo volviera hacer.

Mario Anchondo, presidente de la JMAS, explicó que este problema es grave y que se repite en muchos domicilios, el cual los dueños recurren a sacar al perro para ahuyentar al personal que toma las medidas en el consumo y así evitar pagar lo justo.