compartir en:

Guadalajara.- El dueño de Chivas, Jorge Vergara, no dudó en calentar el duelo del domingo ante Pumas asegurando que no tenía dinero, haciendo alusión a su actual fortuna, en el último triunfo de Pumas.
“Es media vida, ya son muchos años”, acota, entre risas.
Han pasado 34 años desde aquella tarde del 7 de febrero de 1982 en la que Jorge no era quien ahora es. Todo ha cambiado menos la paternidad rojiblanca sobre los auriazules.
De cara duelo, Vergara recuerda con humildad aquella vida, ausente de los lujos. De pronto, volvió a ser aquel joven soñador, que nada tenía hace poco más de tres décadas.
“No me acuerdo qué estaba haciendo exactamente, pero estaba muerto de hambre, estoy seguro” dijo el directivo.
Pumas y Chivas se medirán el domingo a las 20:30 horas.

Por: Ddm Staff