León.- Tijuana está muy cerca de sufrir la “maldición del superlíder”, luego de ser “devorado” por un León que lució en el Nou Camp, para golear 3-0 en el partido de ida de los cuartos de final.

Solo un equipo existió en la cancha y ese fue el Boselli no perdonó al 12, el mediocampista Elías Hernández desbordó por sector derecho y mandó centro preciso al goleador, quien remató de cabeza, fuerte y picado.

Los pupilos de Miguel Herrera, que se vieron rebasados en todos los aspectos y en toda la cancha, sufrieron el segundo tanto, obra de Fernando Navarro.

Los de casa no pudieron aprovechar un par de ocasiones creadas al contragolpe, y fue a balón parado cuando llegó el tercer gol, en una falla combinada de Vilar, quien no salió a cortar el envío, y de Orozco, que permitió el remate de Germán Cano, al 62.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...