compartir en:

Desde los primeros días de su administración, el presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, enfrenta el riesgo de ser destituido del puesto a causa de los laudos.
El último caso del que se tiene conocimiento es del 30 de marzo, cuando la administración municipal intentó garantizar el pago a un trabajador por la cantidad de 25 mil 879 pesos con un cheque de ‘hule’, es decir, a través un documento de una de las cuentas embargadas del Ayuntamiento y por ende incobrable.
Aún cuando la autoridad municipal ya emitió un cheque que el afectado pudo cobrar, el abogado de éste señaló que eso no implica que el alcalde ya no tenga riesgo de ser destituido.
A inicios de año se tuvo conocimiento de dos órdenes de arresto administrativo que pesaban sobre Blanco Bravo por falta de pago de laudos laborales, emitidas por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.
No procede la excusa de que los laudos fueron perdidos por anteriores administraciones, toda vez que se trata de deudas institucionales, es decir, contra quien en su momento esté al frente del Ayuntamiento, así como, en su caso, del síndico y los regidores.
Sin embargo, se pudo conocer a través de personal del gobierno municipal, que para evitar los arrestos administrativos, el alcalde tramitó un amparo para evitar la destitución.
Por DDM Staff