El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) desde julio del 2017, ha tenido que gastar recursos extras, que provocan una afectación económica al organismo, como consecuencia de las tomas clandestinas de combustible, señaló su titular, José Pérez Torres.
Informó que, desde el inició de la contingencia por la contaminación de combustible y para evitar riesgos de salud, el SAPAC ha establecido lo que marca  la ley, desde la aplicación de exámenes de laboratorios hasta los trabajos de remediación de los pozos contaminados.
Según los datos, a la fecha el organismo descentralizado, ha desembolsado cerca de 10 millones de pesos de gastos extraordinarios para hacer frente a la contingencia provocada por el robo de combustible, debido a la contaminación de los pozos.
Por Carlos Soberanes

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...