Los viajeros frecuentes muestran mejores habilidades creativas, además de posibilidades de conseguir mejores trabajos, según un estudio publicado en Social Psychological & Personality Science.

Su estudio, llevado a cabo durante 10 meses demostró que al ser más abiertos de mente, los que salen de su zonas de confort terminan siendo más exitosos que sus compañeros que no viajaron para periodos extendidos. Esto señala que mientras ayudan las vacaciones, para crecer profesionalmente los estudios en el extranjero o intercambios laborales son lo que más beneficia nuestra evolución, debido al reto que presenta.

Las investigaciones de Adam Galinsky, profesor de la Universidad de Negocios de Colombia, y William Maddux, también un profesor en la escuela de negocios INSEAD, sugieren que ir al extranjero produce una comprensión mejor de sí mismo para muchos viajeros, sobre todo cuando se trata de inmersión en una cultura ajena. Cuanto más una persona tiene este contacto multicultural, mejor es en resolver problemas con resultados que benefician a ambas partes de una situación.

Galinsky indicó que si una persona llega a otro país y no se logra asimilar en lo absoluto a un nuevo lugar, le falta capacidad creativa para originar nuevas conexiones, las que se comunican las neuronas para que podamos desarrollarnos y sentirnos cómodos incluso en un ambiente desconocido.

Incluso estando en una etapa creativa y de crecimiento, nunca está de más protegerse para poderse concentrar al cien en el desarrollo personal. Para quitar la preocupación más grande durante estancias en el extranjero, es mejor asegurarse para emergencias o temas de salud. Viaja seguro por todo el mundo y no pierdas el enfoque en asimilarte a la cultura que te recibe.

Gracias a la investigación de Galinksy y Maddux, sabemos lo mucho que nos puede ayudar conocer nuevas tierras y vivir aventuras. Por lo tanto, podemos justificar los viajes por temas laborales y no sólo por diversión, mientras observamos, aprendemos, y evaluamos a nosotros mismos.

 



Loading...