Las mujeres ya no son esposas o figuras importantes en las estructuras de los cárteles, ahora también aumentan su presencia en tareas como el sicariato, una actividad en la que su tarea es levantar, degollar o asesinar al rival de quien las contrata, informó la agencia infobae. 

Estas mujeres a quienes describen como personas con cuerpos esbeltos, caras de inocencia y manos frágiles son quienes ahora aterrorizan estados como Tamaulipas, Chihuahua, Sonora y Sinaloa; las zonas donde principalmente operan. 

Las ‘flacas’ son mujeres jóvenes y delgadas que usan chalecos antibalas y cadenas de oro colgando sobre el cuello, cabello peinado hacia atrás y lentes de sol sobre su cabeza, y quienes en un contexto de violencia del cual les ha sido imposible escapar han elegido llevar una vida criminal como sicarios y tomar papeles importantes dentro de las organizaciones criminales a permanecer como las ayudantes, debido a que ya no se conforman con ser esposas de un narco o formar parte de la estructura de primera línea de un grupo criminal, dejando al descubierto el nuevo papel que tienen en delincuencia organizada en México.

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...