compartir en:

La aplicación de realidad aumentada lanzada por el gigante japonés, cerca incluso de superar en usuarios a Twitter, genera gran expectación dada su limitación territorial y levanta cierta polémica por los permisos requeridos y algunos aspectos extraños.

La idea no es nueva pero la empresa que coloca su marca sí. La aplicación para dispositivos móviles inteligentes Pokémon GO se ha convertido en un verdadero fenómeno tecnológico en solo unos cuantos días. Pocos casos se recuerdan que hayan logrado tal carga de aceptación e interés en el mercado de las aplicacione y juegos móviles. Con esta propuesta que se beneficia de la tecnología de realidad aumentada Nintendo ha vuelto a atrapar la atención mediática del momento, pero ¿hasta cuándo? Porque ya se sabe que lo que viene rápido, rápido se va, y más en el mundo de las aplicaciones tan sujeto a modas pasajeras.

 

Su salto hacia el entorno móvil le ha sabido a gloria. Y no es para menos. En solo dos días, la veterana compañía de ocio electrónico japonesa ha incrementado un 25% su cotización. Unos 7.500 millones de dólares por sorpresa, aunque corre el riesgo que el fenómeno vaya perdiendo encanto conforme pasen las semanas. Sucedió con la «app» Miitomo, su primer juego móvil, que tras un debut soñado fue desinflando su uso casi tan rápido como llegó.

 

Sin embargo, la propuesta de Pokémon GO pese a no ser innovadora (herramientas y aplicaciones de realidad aumentada hay a docenas) sí ha conseguido convertirse en algo más que puro entretenimiento. Al ya de por sí sentimiento de amor (u obsesión) por Nintendo, creadora de personajes que desafían la memoria como Link (de la serie Zelda), el fontanero Mario o Donkey Kong, hay que sumar el fervor hacia una fórmula que combina ocio tradicional como algo que parece «mágico». Con el empleo de la cámara del terminal, sus usuarios van y vienen «descubriendo» y «atrapando» los simpáticos personajes. Y eso, quieras o no, juega con la imaginación, algo tan escaso hoy en día.

 

  • Exclusividad y escasa disponibilidad
  • Casi tantos usuarios como Twitter...
  • ... casi tanto uso como WhatsApp
  • ¿Excesivos datos? Quizá, pero problemas de virus
  • Extraños casos: desde atracos a muertos

Nota recomendada Diseñan prototipo de glucómetro