compartir en:

Ginebra.- Al menos 180 migrantes fueron forzados hoy por traficantes a lanzarse al mar frente a las costas de Yemen, un día después de que 50 somalíes y etíopes murieron ahogados en un acto similar, denunció la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En un comunicado, el organismo de las Naciones Unidas (ONU) destacó que el incidente se registró este jueves frente a las costas de la provincia yemenita de Shebua, ubicada frente al golfo de Adén, cerca de donde ayer fueron arrojados al mar otros 120 migrantes.

Personal de la OIM en la zona indicó que unos180 migrantes fueron obligados por contrabandistas a abandonar el barco en el que viajaban y saltar al mar, para evitar ser descubiertos por las autoridades.

“Cinco cuerpos han sido recuperados hasta el momento y alrededor de 50 están desaparecidos”, destacó la declaración oficial de la OIM emitida en su página en Internet.

El incidente llega apenas 24 horas después de que contrabandistas obligaron a otros 120 migrantes somalíes y etíopes a lanzarse al mar mientras se acercaban a la costa de Shabwa, hasta donde debían nadar, aunque unos 50 de ellos murieron ahogados.

Poco después de la tragedia, personal de la OIM, encontró las tumbas poco profundas de 29 inmigrantes en una playa en Shabwa, durante un patrullaje de rutina. “Los muertos habían sido enterrados por los sobrevivientes”, indicó.

La agencia de las Naciones Unidas para la migración destacó que para evitar otras tragedias similares, la OIM está trabajando estrechamente con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para garantizar la seguridad de los migrantes y los cuidados apropiados para restos de los fallecidos.

Personal médico de la OIM dio atención urgente a 27 supervivientes de los migrantes arrojados al mar, entre ellas varias mujeres, que habían permanecido horas abandonados en la playa.

“La OIM proporciona controles de salud inicial y asistencia, incluyendo alimentos, agua y otra ayuda de emergencia”, destacó, y reveló que al menos 22 migrantes están todavía desaparecidas, entre ellos varios menores de unos 16 años en promedio.

Laurent de Boeck, el jefe de misión OIM Yemen, indicó, que los sobrevivientes confIrmaron a su colegas que los contrabandistas los empujaron al mar, cuando viieron a funcionarios rondando la costa.

“También nos contaron que el contrabandista ya ha regresado a Somalia para continuar su negocio y recoger más inmigrantes traerlo a Yemen en la misma ruta. Esto es inhumano... El sufrimiento de los migrantes en esta ruta de migración es enorme. Demasiados jóvenes pagan a contrabandistas con la falsa esperanza de un futuro mejor", señaló Boeck.

La OIM estima que unos 55 mil migrantes dejaron el cuerno de África para venir a Yemen desde principios de 2015 a la fecha, con el objetivo de tratar de encontrar mejores oportunidades de vida en alguno de los países del Golfo. Más de 30 mil de esos migrantes son menores de 18 años procedentes de Somalia y Etiopía, mientras que una tercera parte se estima que son mujeres.