compartir en:

España.- Real Madrid, que se quedó en la orilla del campeonato después de doce victorias consecutivas, la última, en el estadio de Riazor, donde se ilusionó con el título durante quince minutos, desde que Cristiano Ronaldo anotó el primer tanto del partido hasta que Luis Suárez adelantó al Barcelona en Granada.
El Real Madrid se aferró a una campanada en Los Cármenes y siguió a lo suyo en el césped de Riazor, donde Ronaldo convirtió el segundo a los 25 minutos.
Le faltó la posibilidad de un último golpe de cadera para arrebatarle al equipo azulgrana un campeonato que hace meses parecía tener en el bolsillo.
DDM Staff