compartir en:

Sin duda, todos vivimos el problema de una vialidad hecha un verdadero desastre en la ciudad de Cuernavaca, y la ocurrencia partió del gobierno cuando quitó de manera tajante la disposición de que los taxistas no pudieran trabajar más que en su municipio; esta medida desapareció y, desde luego, los taxistas de todo el estado emigraron a la capital, donde hay más gente.

Ya la cantidad de los trabajadores del volante es impresionante; si uno se fija, antes que tú va un vehículo privado y dos o tres taxis porque el desorden que han permitido -desde luego- tiene una fuente económica. Les dieron permiso y la autoridad se hace loca, que no ve y no entiende por una “lanita” y se ha callado durante lo que va del régimen. Pero al parecer ahora ya se les apareció Juan Diego y el nuevo secretario va a iniciar el recorte, lo que nos traerá a los automovilistas más espacio y a los taxistas pérdida de trabajo, lo que originará protestas y manifestaciones que con este gobierno son tan comunes.
Por su parte, el secretario de Movilidad y Transporte, David Martínez Martínez, confirmó que el servicio de alta de vehículos (emplacamiento) se encuentra detenido, ya que hay escasez de placas y están a la espera de que lleguen cerca de 60 mil juegos en las siguientes semanas. Por otro lado, informó que el problema del “pirataje” se ha incrementado, pues ya son 15 mil unidades las que prestan servicio de manera ilegal en todo el estado; imagínese qué poca m… de la anterior administración, que permitió que el caos reine en las calles de Morelos. Lo importante sería que se levantaran cargos por omisión, como se hace en cualquier país civilizado; pero en Morelos sólo hablan de que terminarán con la corrupción y todo se queda en el discurso, y la realidad es otra.
En entrevista, el funcionario estatal aseguró que no se ha suspendido de manera total el servicio de alta de vehículos nuevos, pero sí bajó de 900 automóviles que acudían diariamente a la SMyT, a 100, por lo que se ha negado el emplacamiento casi en su totalidad, pero no sólo es necesario el emplacamiento, lo que sería conveniente es que sacaran de la circulación a todos los piratas que, además, son un problema para el control de la seguridad en el estado.
Nos hacen declaraciones alegres como: “Tenemos un trámite en donde estamos solicitando 58 mil juegos de nuevas placas, efectivamente se nos están agotando y tenemos en reserva muy pocas”, refirió el secretario, aunque no aclaró si se trata de un problema del proveedor, que fue contratado este año; pero lo que no dijo es que mientras tanto el negocio es vender a 500 pesos el permiso mensual. Nada más multiplique usted 15,000 por 500 y verá qué buen negocio: 7 millones quinientos mil pesos por mes. Así, desde luego, no van a reemplacar nunca y los ciudadanos seguiremos teniendo una inseguridad galopante, así como una vialidad cada día más difícil.
Por desgracia, el transporte público no cumple con los requisitos mínimos para que los funcionarios y empresarios lo usen cada día, así que seguiremos llenos de humos y con carcachas taponeando el tráfico, ya que se paran cuando quieren y donde quieren porque la autoridad está haciendo un buen negocio.
El representante de la Secretaría de Movilidad y Transporte confirmó que el problema del “pirataje” aumentó de manera grave en todo el estado. Aseguró que actualmente se tiene un registro de 15 mil unidades que prestan servicio de manera ilegal. De acuerdo al director, por cada taxi concesionado que opera en la entidad, existe otro que lo hace de manera irregular.
El funcionario estatal aseguró que trabajan para combatir dicho problema y en cuatro semanas han detenido aproximadamente 300 automóviles irregulares. Sin embargo, transportistas se han quejado de que el área de supervisión de la SMyT tiene muy pocos recursos humanos: apenas dos elementos por turno.
Todo es pretexto. Como si fuera tan difícil poner a los mordelones a detener taxistas; pero ésos sólo se dedican a extorsionar y creen que así será posible detenerlos a todos. Pues no, a mí me parece que lo que pasa es que el permiso es un buen negocio y lo que están haciendo es amarrándose el dedo, porque -como siempre- este gobierno hace declaraciones, pero no las acciones en realidad, que es lo que le hace falta para poner el orden que los ciudadanos queremos. ¿No cree usted?

Por Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin