Saludos pariente, hay que hacer un recorrido en las cantinas de Taxco, tiene fama de sus caldos de Camarón con costillas de puerco, o ya pasaron a la historia?
-Siguen pariente.
-Carlos, mi papa te va a dar buena información de las cantinas de Taxco.
-Cuando vienes.
-Hecho, te aviso.
-También en el barrio de Gualupita de Cuernavaca existía una cantina por Los Arcos.
-Pues ya estoy esperando el nuevo documental “A la vuelta de la esquina”, Carlos gracias por hacerlos.
-Cuidado que por ahí anda la Zavaleta y no digo más.
-Que cantinas son. Me gustaría visitarlas.
-Al Danubio ya fui, me encantó su historia.
-Genial. En mi próxima visita a Cuernavaca iré. Si dejan entrar mujeres, claro supongo hay que ir acompañada.
-Antes eran exclusivas para hombres. “Prohibida la entrada a uniformados, mujeres y menores de edad”.
-Yo mandaba a mi hermano a que se tomara unas cervezas en el Danubio y me llevará la botana jajajaja.
-Buen recorrido mi amigo Carlos anímate a tu candidatura por Cuernavaca.
-La de la esquina de mi casa en Leandro Valle esquina con Matamoros cerca de lo que era la Victory, que historias, tengo varias de María José el personaje gay de nuestra época lanzando agua bendita.
-Así es Meche Alonso, donde era la Tintoreria Victory de tus padres, estaba la casa donde vivaron mis abuelos y mi padre cuando era adolescente, en ese entonces mi abuelo Carlos era gobernador del estado, y en la casa de junto la de abajo vivía la familia Almada, sus hijas con fama de muy guapas –decía mi padre- la mayor era la mamá de Beto Abe Almada, eran familiares de María Félix y de Mario Almada. Por cierto, don Manuel Abe Matsumara abuelo de Beto fue propietario del “La Sorpresa” -hoy Danubio- cuando era “Abarrotes y Cantina”.
-Como siempre es un placer leerte Carlos y aprender de Cuernavaca, te felicito y sigue por favor con más vídeos no olvides el de La Selva.
-No se me olvida Yesiluna, con gusto.
-Así es Carlos desde la terraza de la entonces cantina La Universal Alfonso Reyes escribió el poema “A Cuernavaca”; y Malcolm Lowry escribió Bajo el Volcán recorriendo diariamente esas tres viejas cantinas y el Farolito del puente de Amanalco que ya no existe; José Revueltas visitaba La Estrella. Cuernavaca en esos tiempos fue el emblema mundial de la tolerancia y el respeto al ser humano, refugio intelectual para los ciudadanos del mundo.
–Donde había estado El Farolito, que más visitaba Malcom Lowry, lugar histórico que mandó demoler un gobernador para borrar su historia, cuando en Tlaxcala, en la plaza Xicoténcatl aledaña al Zócalo, existe una enorme placa dedicada a Lowry.
-En La estrella, dicen que estaba la botana más buena.
-Sopa de medula ufff.
-El buen Beto, siempre atento con sus clientes... Espero pronto visitarlo.
-Tan cerquita y no invitaste...digo, a escuchar la entrevista del video.
-Recuerdo que en la calle de matamoros casi llegando al calvario estaba una cantina donde estaban unas caguamas vivas en la entrada; bajando por Matamoros después de La Estrella en la esquina con Arista estaba otra donde ahora es Eléctrica Herrera que por cierto salió la leyenda que encontraron una olla de monedas de oro al demoler esa cantina, y un poco más abajo junto al Hotel Moctezuma estaba “MI Oficina” también con historias, y bueno en mis recuerdos de niño está la cantina Los Faroles en la Plazuela del Zacate de don Federico López, donde los funcionarios salían a la botana. Ya por otros rumbos en la calle de Guerrero estaba La Chachita, la pulquería Los Charros y hace muuuchos años en Carlos Cuauglia estaba el famoso “Carnaval” como menciona don Carlos en esos tiempos eran tiendas de abarrotes y cantina, y por el lado del callejón de Basoco la entrada a la cantina que fue de mi tío Juan Meléndez y recuerdo a una señora de nombre Carmelita ahí escuchaba yo la Rockola con canciones de Toña la Negra, Bienvenido Granda los grandes tríos, y más adelante el barrio bravo de Gualupita con la famosa Popular del Pasitos, que de chavo me mandaban a comprar 10.00 de pata y me llenaban una olla, y más arribita El Crucero......grandes recuerdos aunque no tenía la edad para entrar.
Principio del formulario
-Qué bueno que sigas contando de nuestro Cuernavaca Carlos, felicidades.
-Que padre Carlos muy buen documental de las cantinas de Cuernavaca que son las más históricas de la época dorada de la ciudad.

-Sabías que la cantina El Danubio, antes Victoria se llamó “El triunfo de las emociones”. Existe una foto antigua donde tiene ese bello nombre en la bodega del Museo Cuauhnahuac.
-Gracias Fernando Hidalgo, ese dato no lo tenía, con ese y son cinco nombres que ha tenido, empezó siendo la Orizabeña Abarrotes y Cantina.
-Señor Lavin en los 30s o 40s había una cantina en la primera calle de Guerrero que se llamaba La Gloria en nombre de mi Madre, era de mi abuelo Eliseo Herrera. Saludos.
-Final del formulario
Comentaba con Hugo Calderón de esa cantina, pero no recordaba el nombre, gracias Gerardo Jasso.
-Este dialogo surgió a raíz del video “A vuelta de la esquina, las cantinas más antiguas de Cuernavaca”, que pueden ver en mi página de Facebook “Cronista Carlos Lavin”
P.D. Hasta el otro sábado

Por: Carlos Lavín Figueroa /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...