compartir en:

Alan Knight profesor de Historia Latinoamericana en la Universidad de Oxford, Inglaterra, destacado mexicanista, autor de más de un centenar de publicaciones, entre éstas La Revolución Mexicana, dijo que “por la relevancia de su labor, los historiadores y cronistas merecen un lugar en la administración pública para exponer aciertos y errores de los gobernantes” porque toman decisiones caprichosas y arbitrarias con desconocimiento de la historia local, y no solo en el tema urbano sino  también el cultural.
En abril del cercano 2019 se cumple un siglo de la muerte del caudillo Zapata, aquí no voy a hablar de su historia, ni de que es el mexicano y morelense más conocido en el mundo por sus acciones revolucionarias tanto de armas como en lo intelectual con el Plan de Ayala documento que recoge sus ideales.
Aquí comento al margen y como dato curioso que en Alemania existe el Escuadrón de Intercepción de Combate de la Luftwaffe (fuerza aérea) llamado Staffel 742 Fis “Viva Zapata” cuyos  aviones en su fuselaje llevan la imagen del revolucionario mexicano, lo mismo que las insignias de sus pilotos, la sala de planeación de su edificio sede está decorada con fotos de Emiliano Zapata, este escuadrón fue asignado a las operaciones de la OTAN, y desde 1971 tiene la autorización del gobierno mexicano para llevar ese nombre, los pilotos son oficialmente llamados “Zapatas” y cada año se celebra su aniversario.
Aquí, en Morelos, la casa donde nació el héroe morelense en Anenecuilco, a duras penas y ante tanta protesta recién se le construyó un techo de protección, pero el museo está en abandono, el mural que ahí pintó Roberto Rodríguez está medio destruido a golpes de marro, el equipo que daba información por medio de bocinas está en desuso, los guías de turistas lo suplen con una vieja grabadora portátil

.
Para rememorar el aniversario del asesinato del caudillo, aquí, en su tierra no se ha organizado ni nombrado un comité o comisión para recordar ese histórico hecho que cumplirá cien años el 10 de abril de 2019, año y mes, que además coincide con el aniversario 150 de la creación del Estado de Morelos -17 de abril- y tampoco hay nada al respecto, como sería traer a Cuernavaca la Convención Anual de Cronistas, ya que se requiere solicitarla cuando menos un año anterior, seguramente con el razonamiento de que a las actuales autoridades ya no les tocará estar en ese año para conmemorar dichos eventos de tanta trascendencia para el Estado.

Por otro lado, en Aguascalientes, en el centenario de la Soberana Convención Revolucionaria que se efectuó en el hoy llamado Teatro Morelos de aquella ciudad, encabezadas por el presidente de México, el gobernador y alcaldes, se organizaron en el 2015 una serie de festejos, exposiciones, mesas redondas, desfiles, actividades artísticas en aquella ciudad norteña, que también fue sede del Congreso Anual de Cronistas.
Y para el centenario de la Convención Revolucionaria que se efectuó aquí en Cuernavaca en 1916 -en el también hoy llamado Teatro Morelos- se instaló una Comisión integrada por diversos representantes de distintas instituciones, sin embargo fue solo fue un evento de relumbrón porque nada importante se hizo al respecto.

En mayo de 2012 se cumplieron doscientos años del Rompimiento del Sitio de Cuautla, cuando José María Morelos se cubre de gloria y a partir de este evento el héroe se dio a conocer mundialmente, tanto, que se dice, que Napoleón Bonaparte dijo que con cinco generales como Morelos conquistaría el mundo, aunque historiadores de Cuautla niegan esa mención, pero la verdad debe estar encima de regionalismos y de pasiones. En Cuernavaca no se hizo ningún evento que recordara ese acontecimiento del héroe cuyo nombre lleva nuestro estado.

En razón de ello y por reclamos de los cronistas e historiadores de la ciudad, en el 2015, cuando se cumplieron dos siglos de que el Generalísimo estuvo preso en el Palacio de Cortés en noviembre 6, 7 y 8 de 1815 a su paso para ser fusilado el 22 de diciembre en Ecatepec, se hizo un sencillo evento de última hora promovido por el INAH y cronistas para que no pasara desapercibido. Este año de no ser por la iniciativa desinteresada del doctor Jorge Ganem -entusiasta admirador del héroe- se ha organizado un sencillo evento al pie de la escultura de Morelos que él dono a la ciudad.
Nuestro estado lleva el nombre del Generalísimo Morelos, los días 30 de noviembre se suspenden labores, pero solo eso, no se celebra dignamente su nacimiento, de no ser por una corona floral que al pie de su magna escultura conocida como el Morelotes colocamos unos cuantos cuernavacenses en años anteriores.
En los meses de febrero, marzo, abril, mayo y junio de 2105, el Consejo de Cronistas de Cuernavaca que presido, organizó en el MuCiC -Museo de la Ciudad- un ciclo de conferencias sobre el héroe Morelos, esto, con apoyo del antropólogo Víctor Hugo Valencia director del INAH-Morelos, y este evento va teniendo eco, porque ya se están organizando otros similares, pero con intereses notoriamente personalistas con fines políticos.

P.D. Hasta el otro sábado

Por: Carlos Lavín Figueroa / [email protected]