Los contenidos a través de plataformas de streaming de video se han convertido en una interesante apuesta por parte de las marcas de medios, en la generación de productos que encuentran en los dispositivos móviles y nuevas tendencias digitales, oportunidades definitivas para llegar a audiencias de manera cada vez más determinante.

Producir contenidos se ha convertido en una apuesta por generar historias que aprovechan los canales tradicionales como la televisión de paga o canales digitales, como el streaming o las redes sociales.

Cuando se trata de televisión de paga, series como The Walking DeadAmerican Horror StoryTalking DeadGold Rush y Real Housewives Atlanta fueron los que más audiencia registraron en Estados Unidos, de acuerdo a cifras proyectadas por Nielsen.

En el caso de los canales digitales, Netflix se ha convertido en el gran referente del streaming nivel mundial, gracias a su estrategia de regionalización de contenidos con lo que ha logrado sumar 98 millones 72 mil usuarios en el primer trimestre de 2017, esto de acuerdo a cifras reportadas por la propia plataforma.

Respecto a las redes sociales, estas plataformas son los nuevos canales que se han determinado cada vez más a aprovechar las audiencias millonarias que suman, por lo que diversos programas se han lanzado a contar con canales que multiplican importantes cantidades de suscriptores y reproducciones de los videos que publican.

Frente a esta enorme oportunidad que los contenidos han encontrado no solo en su generación, sino en el impacto que provocan ante audiencias sumamente interesadas en vivir experiencias a través de personajes, la estrategia de muchos de estos contenidos ha tenido que acompañarse de campañas publicitarias y de recursos que convierten la naturaleza de sus contenidos en una apuesta que involucra ya no solo las bondades de la historia, ahora, cuando estas afectan contextos sociales a través de elementos emocionales, han tenido repercusiones serias en la población, tal como ocurrió con Bella Herndon y Priscilla Chiu, dos jóvenes de distintas familias en San Francisco, Estados Unidos, que se suicidaron a causa de 13 Reasons Why, esto de acuerdo a trascendidos de prensa, que asociaron los incidentes con el hecho de que habían visto la serie, tal como ocurrió con Franco Alonso Lazo Medrano, un ingeniero industrial de 23 años que saltó del cuarto piso en el que vivía en Arequipa, Perú.

Debido a lo anterior, la serie se ha visto en la obligación de idear una estrategia que ha diseñado una plataforma que brinda información ante crisis, con una lista parcial que ofrece centros con líneas telefónicas a los que se puede comunicar, cuando se presenta una situación de crisis.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...