Poco se sabe acerca del origen de la realidad virtual en la escena cinematográfica, aunque expertos en la materia aseguran que la primera película en utilizar esta tecnología fue "El cortador de césped", que Brett Leonard estrenó en 1992.

Es así que para colaborar en ese campo en México una empresa especializada dio a conocer su propuesta en ese rubro. Se trata de "Ávido", la primera ficción en este formato.

Se trata de un thriller creado por VR Awake, que hace posible que el espectador se convierta en el personaje principal de la película, dándole la libertad de interactuar con los demás personajes de la historia, así como de tomar decisiones sobre el desarrollo y final.

Esto es posible porque el sistema operativo de la producción de no más de 30 minutos incluye preguntas interactivas hacia el espectador, quien moviendo su cabeza hacia el lado izquierdo o derecho responde a las propuestas que la cinta propone.

Por ejemplo, en la trama de “Ávido” la primera pregunta que se le hace al espectador es si desea que protagonistas se sitúen en un parque o fuera de una Iglesia. Y así el desarrollo del cortometraje le va dando al espectador la oportunidad de elegir el destino del protagonista.

En entrevista con Notimex, Jorge Hernández, presidente de la empresa dedicada a la creación de contenido, diseño de hardware y desarrollo de software, expuso que el objetivo de emprender estos proyectos es buscar alianzas para levantar contenidos que diviertan al público, bajo lo premisa de que la gente quiere ir al cine, pero de manera interactiva.

“Lo que nosotros buscamos con esta experiencia en 360 grados es que la gente sienta que está dentro de la película, por eso nos ocupa mucho el sonido, un factor reactivo a tus movimientos, es decir, si mueves tu cabeza para un lado el sonido va contigo, te sigue”, compartió.

Otra de las inquietudes a la hora de crear este proyecto, dijo, fue la historia (autoría de Luis Fuentes) “porque no hay plantilla que te diga cómo hacerlo y no existen los encuadres, por lo que el set desaparece por completo, todo se ve y se tiene que lograr nitidez en toda la imagen, en este caso, su resolución fue 8K”.

Un año fue el tiempo que les llevó conceptualizar, desarrollar y concretar el proyecto en 3D, en el que participó un equipo de 30 personas, entre ingenieros, programadores, creativos y miembros de otras disciplinas relacionadas con la tecnología.

“No tarda mucho en que todo mundo tenga acceso a unos lentes de realidad virtual y asistir a una sala de entretenimiento, por eso buscamos hacer una alianza para impulsar la industria cinematográfica de México”, consideró.

Señaló que mexicanos como el cineasta Alejandro González Iñárritu ya trabajan en este formato. “Carne y arena” es su primera película realizada en realidad virtual y pondera el tema de los migrantes.

“Creemos que estamos a la par de grandes compañías del extranjero, incluso hemos metido ya a concurso este cortometraje (Ávido) y tenemos un convenio con la compañía holandesa SamHound, con la que intercambiaremos contenidos”, expuso el presidente de la empresa mexicana VR Awake.

De acuerdo con Hernández, esta experiencia cinematográfica filmada con 14 cámaras es sólo una manera más de hacer cine como entretenimiento, más no pretende ser una competencia para el cine tradicional.

Al respecto, el cineasta Marco Ortiz, encargado de la dirección de “Ávido”, señaló que el uso de la tecnología de Realidad Virtual “es un brazo del cine no una evolución, porque la narrativa en 2D no va a desaparecer, además de que el uso de esta tecnología aplica para historias de suspenso y thriller”.

Sobre la complejidad de lograr que el espectador viva una experiencia individual, dijo que se trabaja con los actores a través de un trazo escénico similar al del teatro, “en el cual los actores deben tener entendida una escena de principio a fin sin ningún corte porque no hay encuadre”.

“Me siento satisfecho aunque hay cosas que son perfectibles, situaciones que pueden mejorarse en el siguiente proyecto.

"Quiero seguir contando historias a través de la realidad virtual, ya tengo una para levantar en este mismo esquema, en el que el espectador pueda elegir ser uno u otro personaje”, sostuvo.

Basado en una leyenda mexicana, “Ávido” es un filme que narra la historia de un grupo de músicos que en busca de reunir dinero para ir a un festival, emprende una aventura llena de misterio y suspenso.

Y aunque el espectador tiene la oportunidad de elegir uno de los cuatro finales posibles, todos llegan a una fiesta privada en la que la única forma de sobrevivir serán las decisiones del espectador.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...