El historial de polémicas y presuntos delitos de Chris Brown ha sumado una muesca más. De acuerdo al portal TMZ, el arresto del cantante es inminente después de una mujer llamara a la policía acusándole de haber sacado una pistola tras una discusión el lunes por la noche.

La presunta víctima de Brown es Baylee Curran, que de acuerdo al portal sensacionalista ya conocía al rapero de anteriores ocasiones tras haber coincidido en fiestas y tomando copas. La relación siempre fue cordial, pero en esta ocasión, el ex novio de Rihanna, condenado por la paliza que le propinó a la cantante en 2009, se puso violento.

Al parecer, el incidente sucedió en la residencia de Brown en Los Ángeles. Curran estaba con una amiga en el jacuzzi cuando se acercó a admirar una pieza de joyería propiedad de Brown que sostenía uno de los miembros del equipo del cantante. Fue entonces cuando el rapero de 27 años, aparentemente bajo la influencia de las drogas y el alcohol, sacó una pistola y comenzó a gritarle a su invitada. Le pidió que se fuera de su casa.

Brown ha asegurado en redes sociales que no pudo dormir bien y que se despertó con el sobresalto de los helicópteros de policía sobrevolando su casa de Tarzana, un barrio residencial al noroeste de Los Ángeles.