compartir en:

Tras siete meses de trabajo, la Plaza de Armas “General Emiliano Zapata” se encuentra totalmente rehabilitada y lista para su inauguración

Con un nuevo piso hecho a base de recinto negro, sistema de iluminación led, cableado subterráneo, bancas remozadas y lámparas tipo 1900, la Plaza de Armas se consolida como otro de los compromisos cumplidos por el gobernador Graco Ramírez, el de recuperar el esplendor de Cuernavaca, la capital de Morelos; la “Eterna Primavera”.

“Lo que se buscó en esta rehabilitación fue devolverle la identidad a la Plaza de Armas de los cuernavacenses y los morelenses. ¿Qué hicimos? Fue un trabajo de limpieza visual, quitamos los arriates de los árboles, nivelamos la plaza, limpiamos toda la maleza, alineamos las escalinatas, las banquetas; le dimos una nueva frescura a este proyecto. Hoy se ve más limpio, más sano”, detalló Sergio Beltrán Toto, subsecretario de Evaluación y Seguimiento de la Secretaría de Obras Públicas (SOP).

Además de estos trabajos se retiraron los puestos de periódicos -con el aval de sus dueños-, se cambió la vegetación ornamental; se rehabilitaron varios árboles y se plantaron nuevos ejemplares de guayacanes.

También se movió el asta bandera a la zona norte de la plaza, para darle mayor amplitud y así los visitantes puedan disfrutar de los nueve mil 55 metros cuadrados que tiene este sitio.

“La de Armas, es una plaza cívica, una plaza para todo tipo de eventos, culturales, artísticos, o de otros y hoy es una plaza más segura”, afirmó Beltrán Toto.

En la recuperación de este espacio público se invirtieron 15 mil horas hombre y se generaron –en sus diferentes etapas- cerca de 300 empleos, tanto directos como indirectos, pues en la plaza se usaron materiales de la región y se contrató a personas de los municipios de Cuautla, Jiutepec, Yautepec, Puente de Ixtla y Temixco.

Para la realización de esta magna obra trabajaron de manera coordinada, la federación mediante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Ayuntamiento y el Gobierno del Estado, pues no fue sólo un compromiso de siete meses, para regresarle el esplendor el proyecto base de rehabilitación de plaza se integró durante más de nueve meses, se tenía que cumplir con toda la normatividad de los Centros Históricos y se hizo.

“Hoy la plaza es de los cuernavacenses y es parte de una intervención global”, precisó, tiempo de recordar que además de la plaza se ha rehabilitado las calles Linares y Guerrero, el callejón del Cubo, el de Correos, y Bolsa del Diablo y que próximamente se intervendrán otras vialidades como Gutenberg, Arteaga y Rayón.

“Cuernavaca está retomando su identidad y estamos trabajando para que se cumplan los compromisos del Gobernador y sobre todo para que la ciudadanía esté contenta y vuelva a venir a este lugar turístico”, destacó.

La inversión realizada en este proyecto fue de 49 millones de pesos.