El nombre otorgado desde su invención, a la nube pareciera que da por hecho que se trata de un simple servicio de almacenamiento. Y aunque es el uso más común que le damos, debido a sus cualidades, en realidad tiene funciones que toda empresa debiera conocer y aprovechar para incrementar su productividad y tener control de sus procesos.

El  almacenamiento en la nube  es, como señalan en Amazon Web Services, un modelo de informática “que almacena datos en Internet a través de un proveedor de informática en la nube que administra y opera el almacenamiento en la nube como un servicio”. Mientras que BBVA le otorgó una definición más poética: “es una metáfora que se utiliza para referirse al lugar donde se guardan los datos”. Pero lo que nunca mencionan en ninguna de las páginas es -por decirlo de alguna manera- la innovadora forma de trabajo que la nube también ofrece.

Gracias a que la nube que tiene capacidad para centralizar información en un solo sitio, existen softwares como Google Suite, Office 365 y Gestionix, que mediante esta herramienta, permiten potencializar y agilizar los procesos de trabajo de las empresas.

En empresas como  suempresa.com , dedicadas a impulsar la transformación digital de las pymes señalan que a través de estas aplicaciones se pueden administrar las ventas, los gastos, proveedores, inventarios y así poder llevar, con facilidad, la contabilidad de una empresa. También se pueden controlar los ingresos y los gastos. Pero además, resulta que es una inversión económica, porque únicamente pagas por lo que usas y “escala conforme tus necesidades van creciendo”, como señalan en suempresa.com.

Para saber que aplicación se ajusta más a tus necesidades conviene recurrir a un experto como SuEmpresa, para recibir orientación y asistencia personalizada en el manejo de este tipo de herramientas.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...