Cuernavaca.- La morelense María José Terán ha dedicado la mitad de su vida al patinaje artístico, por lo que ahora está en el proceso de consolidar su carrera a nivel nacional.

Terán Robles tenía ocho años cuando tuvo su primer contacto con el patinaje, sin imaginarse que se convertiría en su pasión. Ahora, su reto es ser la mejor patinadora del país.

“Estamos trabajando en ser la número uno del país, y sé que voy a contar con el apoyo de mi familia, pese a que es algo difícil sé que lo voy a lograr. Y luego me gustaría ser de los lugares más altos a nivel mundial”, declaró en entrevista a Diario de Morelos. 

Pese a que es complicado practicar el patinaje artístico, la tlahuica confía en que todo lo invertido, hasta el momento, rinda frutos en el futuro, pero antes sabe que debe dar resultados positivos, como la medalla de plata que conquistó en el Nacional Juvenil, en este año.

“Es difícil practicarlo, no hay un patinodromo como tal y nos dan apoyo pero poco, el patinaje es un deporte no muy barato y creo que debería haber más apoyo para nosotras, pero para contar con apoyo se necesitan resultados para poder recibirlo”, dijo.

Además, María José se emociona de la posibilidad de que el patinaje se convierta en un deporte olímpico, un sueño que le gustaría vivir

“Aún no sé si esté aprobado, pero eso nos da mucha motivación, todo sueño de un deportista es ir a unos olímpicos y vamos a trabajar muy duro y a darlo para asistir”, comentó.

Finalmente, la morelense buscará seguir ligada al deporte dentro de su carrera profesional. 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...