Dos abuelitos que se sentían “chavos”, estuvieron a punto de ser encerrados en el sector uno del mercado Adolfo López Mateos, al ser sorprendidos tomando cervezas en el estacionamiento de la tienda, ubicada en la esquina de la calle Himno Nacional y avenida Morelos Sur.
Un cliente delató ante la policía a los señores, ya que uno de ellos estaba orinando en el estacionamiento del negocio, mientras su compañero de borrachera lo esperaba a bordo de un auto March, color gris,  hasta que su esposa llegó por ellos para conducir el vehículo ya que de lo contrario serían llevados ante el Juez Calificador.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...