La primera inyección anticonceptiva para hombres en testículos ya está lista, después que el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR, por sus siglas en inglés) completara con éxito los ensayos clínicos.

De hecho, el organismo, que se ha dedicado por mucho tiempo a la investigación biomédica de la India, señaló que se trata del primer anticonceptivo inyectable del mundo.

“Los ensayos terminaron, incluidas las pruebas clínicas de fase tres extendidas, para los cuales se reclutaron 303 candidatos con una tasa de éxito del 97.3% y sin efectos secundarios informados”, señalaron.

El doctor y científico senior de ICMR, RS Sharma, informó que se trata de un inhibidor reversible de esperma bajo guía, al cual se le ha denominado Risug.

De hecho, está hecho de un compuesto llamado anhídrido maleico de estireno y debe ser inyectado bajo anestesia local en el conducto deferente.

Es decir, el anticonceptivo debe ser inyectado en el tubo que contiene esperma cerca de los testículos y sólo un médico certificado puede realizarlo.

Finalmente, este tratamiento tiene una duración aproximada de 13 años, después de los cuales pierde sus efectos. Mientras que los médicos estiman que en seis o siete meses ya puede estar disponible al público.