El colmo del cinismo son las declaraciones del que cobra para dizque darnos seguridad, al declarar que Cuernavaca está en manos del hampa, ya que simplemente los policías no han logrado controlar la incesante ola de asaltos y robos que se registran a todas horas del día. En serio, qué cara dura, que renuncie si no puede y así podrá dormir tranquilo; la verdad es que de acuerdo a sus propios reportes, sólo la capital del estado registró en las últimas horas por lo menos 20 asaltos y robos a comercios, choferes de camiones repartidores, a casa habitación, transeúntes y cuentahabientes, cuyos responsables en casi todos los casos lograron darse a la fuga.
En un solo día fueron robados tres vehículos, dos de ellos estacionados y uno con lujo de violencia; además, otro automotor se recuperó abandonado en la calle.
El pasado jueves, un sujeto armado asaltó la taquería “Los Compadritos. Tacos & Grill”, ubicado en la Calle Ajusco, esquina con Francisco Villa, de la colonia Rancho Cortés. El delincuente obtuvo un botín de tres mil pesos y un teléfono celular, y se dio a la fuga a bordo de un vehículo Nissan blanco, desde luego sin placas como hay muchos que circulan en la ciudad.
También se denunció el robo al negocio de comida oriental que se encuentra en la calle Emiliano Zapata, esquina con Ingenio, de la colonia Tlaltenango, donde un sujeto robó amenazando con un cuchillo a la encargada, a quien despojó de todo el dinero de la venta para huir en un vehículo Nissan blanco con la pintura dañada, donde lo esperaba un cómplice.
Por la madrugada, a las 2:12 horas, personal de la tienda Oxxo localizada en la calle Zacatecas, de la colonia Flores Magón, pidió auxilio ya que tres sujetos, uno con arma de fuego, asaltaron al personal y se llevaron mercancía y efectivo a bordo de un vehículo tipo Chevy color azul, huyendo con rumbo a Plaza Galerías.
Más tarde, a las 6:44 horas, la encargada de la tienda “Merpol”, de Avenida Ávila Camacho, de la colonia La Pradera, denunció que, por la madrugada, delincuentes rompieron el vidrio de una ventana lateral para robar mercancía.
A las 10:19 horas, la encargada de la estética “Vintage”, ubicada en la calle Rufino Tamayo, de la colonia Acapantzingo, pidió auxilio de la policía, ya que un sujeto que vestía playera blanca y pantalón de mezclilla la asaltó con un cuchillo.
Pasado el mediodía, Alberto Gutiérrez reportó que de su domicilio, con dirección en la calle Galeana, de Acapantzingo, le sustrajeron herramienta eléctrica con valor de más de 25 mil pesos.
Según los reportes, se establece que en la mayoría de los casos los delincuentes escaparon y sólo se recomendó a los agraviados acudir a denunciar los robos.
El viernes se reportó a las autoridades la presencia del cuerpo cercenado de una persona en la ribera del Río Apatlaco, a la altura del retorno de Xochitepec, por el entronque de la autopista.
Así vivimos todos los días, y abogados, médicos, taxistas, amas de casa y usuarios del servicio del transporte son víctimas del hampa. El mediodía de este miércoles se cometieron en Cuernavaca un asalto a un taxista en Santa María Ahuacatitlán, a una transeúnte y a un cuentahabiente en pleno centro de la ciudad, así como un robo a casa habitación en la colonia Federación y un asalto a un autobús Lasser sobre el Paso Express.
Los profesionistas también son víctimas: el licenciado Noé, a las 14:59 horas solicitó el auxilio policiaco, ya que al llegar a su despacho localizado en la calle Francisco González Bocanegra fue interceptado por cuatro sujetos, uno de ellos armado con una pistola, y le robaron 42 mil pesos que acababa de retirar de la sucursal bancaria de Banorte localizada en la calle Francisco Leyva, además de tres teléfonos celulares, dos relojes y las llaves de su auto, para después darse a la fuga en un vehículo Neón color azul marino, con rumbo a Palmira, sin ser detenidos.
El mismo viernes, un pasajero que viajaba en el autobús de la línea Lasser número económico 612, procedente del sur del estado, denunció que  tres sujetos que abordaron el autobús en Temixco, lo asaltaron a él y los demás pasajeros con cuchillos en mano al circular por el Paso Express.
Esto sucede todos los días y, así como el gobierno es muy eficiente para cobrar por todo, debería de cumplir con su obligación, que es proteger a la ciudadanía. Ya estamos hartos de que sólo nos ofrezcan palabras. ¿No cree usted?

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...