Kazán.- Todo quedó en simples amenazas, o por lo menos ahora. El famoso grito “de guerra” de la afición mexicana volvió a escucharse en el Kazán Arena, donde México y Portugal empataron 2-2, durante la Fecha Uno.

Previo al arranque de la Copa Confederaciones, la FIFA aclaró que no permitiría en los estadios ningún tipo de comportamiento racista, discriminatorio o que incitara la violencia.

Si se considera necesario y ante una posible reiteración del grito en cada despeje de Rui Patrício, el árbitro central del partido estaría facultado para suspender el encuentro de manera definitiva, según lo anunciado.

Apenas al minuto cuatro del compromiso entre mexicanos y portugueses se presentó un tiro libre al interior del área del guardameta europeo, quien procedió a despejar largo para recibir el ya tradicional grito de ‘Eh... Pu...’ que suena en cada plaza de la Liga MX o en donde juega la Selección Mexicana.

Staff Diario de Morelos.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...